Principales motivos para zanjar un contrato de Alquiler

Desde el pasado mes de Marzo de 2019, los arrendatarios pueden prorrogar el contrato de alquiler año a año hasta cumplir los cinco años arrendamiento (antes el máximo era hasta tres años).

Por este motivo, cada vez son más lo caseros, que antes de firmar un contrato de alquiler, desean conocer los motivos que pueden alegar para “resolver” el contrato.

Si eres propietario de una vivienda arrendada, y has decidido resolver el contrato que tienes con tu inquilino, indicarte, que lo primero que debes hacer es conseguir pruebas de que se está produciendo un incumplimiento de contrato. Una vez que las tengas, lo mejor es presentar la demanda directamente. Mi consejo es, que no se indique nada al inquilino, para que así, no pueda contradecir lo que vas alegar.

Los motivos más frecuentes por los que se resuelve un contrato son los siguientes:

Impago

El impago de la renta o de cualquier otra cantidad que deba asumir el inquilino, es el motivo más común. En este aspecto, los tribunales dicen que para que el propietario presente una demanda de desahucio por impago, no es necesario que se tengan varias mensualidades impagadas, que con que tan solo tenga UNA MENSUALIDAD ya se podrá presentar el desahucio.

Si cuando se presente la demanda, el inquilino pagase esa mensualidad, no se podría continuar con el desahucio. ¡Pero ojo! si el inquilino vuelve incurrir en lo mismo y deja impagada otra mensualidad, ya se podrá iniciar el expediente desalojo de la vivienda, aunque esté dispuesto a abonarla posteriormente.

 

Subarriendo

En el supuesto que el inquilino esté alquilando a su vez la vivienda o alguna de sus habitaciones a terceras personas, sin la expresa autorización por escrito del casero, también será este motivo de desahucio. ¡Pero ojo! si a la persona que le subarrienda el piso o alguna de sus habitaciones, es familia del inquilino o de su pareja, en este caso, los tribunales no admitirán la resolución del contrato.

 

Actividades molestas

Otro motivo para rescindir el contrato, es que dentro de la vivienda o en las partes comunes, se estén realizando actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas, de forma permanente y de cierta gravedad. Un ejemplo puede ser, si la vivienda se destina a la prostitución o al tráfico de drogas, o se existen ruidos y molestias que afecten a los vecinos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola!
¿Te gustaría estar informad@
de todas las noticias sobre hipotecas, viviendas, alquiler, consejos...?
Suscríbete a nuestro canal de información
Si, quiero estar informad@
No, gracias!
close-link