¿Cuánto vale realmente mi vivienda?

En uno de nuestros posts de hace unos meses, hablábamos de “cual sería el precio real de una casa” y en mismo comentaba que no ha precio exacto. Que, para determinar el precio de una vivienda, se tienen en cuenta varios factores (inmuebles a la venta, vendidos, estado, ubicación, etc.).

Pues bien, cuando analizamos esos factores con el vendedor, este suele mantener su posición inicial sobre el precio, quizás animado por alentadoras noticias en las que se habla de la recuperación del mercado inmobiliario en zonas muy concretas de España.

Durante las jornadas de formación que mantengo con mi equipo, cuando nos disponemos a realizar alguno de los Análisis Comparativos de Mercado que nos solicitan nuestros clientes, siempre les digo, que debemos tratar el tema del precio con mucha cautela, porque como bien he dicho antes, no existe un precio exacto.

El precio va depender de unas circunstancias muy concretas independientemente de la valoración inicial propuesta que se haya tenido en cuenta según los factores que decíamos antes.

Depende de las siguientes circunstancias:

  • El precio va a depender de la situación personal, financiera y emocional del vendedor en el momento justo en el que se le informe del precio que propone un comprador. En ese momento, quizás las circunstancias del vendedor hayan cambiado considerablemente con respecto al día que nos encargó la venta. Esto puede fijar el precio exacto por el que se venderá este inmueble.
  • También me refiero a la circunstancia que en ese momento pueda plantear la parte compradora, por ejemplo, que, una vez realizada la consulta con su banco, la cantidad máxima que puede pagar por el inmueble, esté por debajo del precio de venta de la casa, y por lo tanto así se le planteé a la parte vendedora. Esta circunstancia, también pude fijar el precio exacto por el que se venderá este inmueble.

Por lo tanto, lo que intento decir con esto, es que independientemente de los factores que tenemos en cuenta para ayudar a nuestros clientes vendedores a que fijen el mejor precio (inmuebles a la venta, vendidos, estado, ubicación, etc.), existen otras circunstancias muy concretas, que se darán justo en el momento, en que exista un comprador interesado y realice su propuesta, y será en ese momento, y no antes, cuando esas circunstancias, personales, financieras y emocionales, de ambas partes, fijen el precio de venta de exacto de ese inmueble.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola!
¿Te gustaría estar informad@
de todas las noticias sobre hipotecas, viviendas, alquiler, consejos...?
Suscríbete a nuestro canal de información
Si, quiero estar informad@
No, gracias!
close-link