¿QUÉ ES EL CROWFUNDING INMOBILIARIO?

0

El crowfunding es una forma de conseguir dinero para construir o comprar inmuebles, con pequeñas aportaciones que realizan muchas personas, y a cambio, reciben un beneficio. Esto es una alternativa a la financiación bancaria.

Un ejemplo podría ser, financiar la compra, de un piso para reformar y alquilar o vender posteriormente, sacando con ello una plusvalía que se reparte proporcionalmente al capital aportado por cada persona física o jurídica.

Lo primero que debes hacer si deseas invertir en ladrillo, es dirigirte a alguna de éstas plataformas de crowfunding como  Housers, Privalore, Inveslar, Debar

Este sistema de financiación está permitiendo poner en marcha muchos proyectos sin la necesidad de que intervenga un banco. No obstante, como toda inversión, el crowfunding también tiene su riesgo. Es importante que las plataformas que operan en este sector, estén autorizadas por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

A continuación, te indico las ventajas e inconvenientes que puedes encontrarte a la hora de realizar este tipo de inversiones.

VENTAJAS

  • Una alternativa más para aquellos que quieran maximizar su patrimonio. En estos momentos el mercado financiero está ofreciendo unas rentabilidades muy bajas a los inversores.
  • Permite diversificar las inversiones de los pequeños ahorradores. Se puede participar con poco dinero y con un solo inmueble.
  • El inversor entra cuando quiere. Ojo, pero en el caso de que se quiera vender la participación que se tiene en la sociedad limitada, se tendría que hacer ante notario, y si la inversión realizada es pequeña (desde 50€ en el caso de Housers), los gastos de escritura como de registro mercantil, pueden ser elevados.
  • Puede ser una opción de financiación para aquellos promotores que deseen lanzar sus proyectos inmobiliarios.
  • Es una fórmula que se está expandiendo con cierta velocidad, porque en España nos gustan mucho las modas, donde este mercado está alcanzando un crecimiento del 97% anual.

 

DESVENTAJAS

  • La ley establece una cantidad máxima por proyecto, que ya nos gustaría a la mayoría alcanzarla, que es de, 5 millones de euros.
  • Se trata de inversiones que entrañan riesgo, sobre todo se desconoce el mercado financiero. Los inmuebles se compran por medio de una sociedad limitada, por lo que, es necesario saber que implica ser partícipe de una sociedad limitada.
  • No se tiene control del dinero, por lo tanto, es necesario que exista una información clara de donde se está invirtiendo el dinero y las consecuencias que tiene.
  • Previsiones exageradas del incremento de los inmuebles de los que se ha participado. Algunas plataformas inmobiliarias, anuncian una revalorización del inmueble en caso de venta, que puede suponer un cálculo arriesgado. Por lo tanto, se debe dejar claro, cuál será la ganancia neta que se obtendrá.
  • El mercado inmobiliario fluctúa, por lo que puede subir o bajar el precio de venta como de alquiler.
  • Es importante saber quién está detrás de la empresa de crowdfunding, debe ser un especialista en el sector inmobiliario.
  • Es difícil garantizar al inversor los gastos que genera la sociedad donde invierte. Por ejemplo, los administradores de dicha sociedad, pueden encarecer el presupuesto de la reforma, o pueden en caso de venta recibir cantidades en B que no percibirán los inversores, o justificar viajes o comidas que lo único que hacen es minorar la rentabilidad de la operación.

 

Desde Pisomap te deseamos suerte con tus inversiones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola!
¿Te gustaría estar informad@
de todas las noticias sobre hipotecas, viviendas, alquiler, consejos...?
Suscríbete a nuestro canal de información
Si, quiero estar informad@
No, gracias!
close-link