Consejos para vender tu vivienda

0

Para vender una vivienda no basta con colgar el cartel, además tenemos que conseguir que el comprador se imagine viviendo en ella, nadie comprará una vivienda donde no se sintió cómodo desde el primer momento.

Quiero de nuevo insistir en la importancia que tiene cuidar el aspecto de nuestra vivienda cuando la presentamos en el mercado. Cualquier comprador interesado en tu propiedad, SIEMPRE buscará pequeños defectos, para obtener grandes descuentos.

En el artículo de hoy vamos a dar unos consejos que ayudan a generar un ambiente que acelere la venta. Algunos son básicos y son conocidos por todos, aunque a veces no se ponen en práctica.

En nuestro artículo anterior sobre Cómo vender un piso expusimos una serie de puntos a tener en cuenta relacionados con el aspecto y la decoración, que nos gustaría repasar.

  • Limpieza. En ocasiones descuidamos algunos detalles en los que el posible comprador de tu vivienda se fijará y la limpieza es uno de los factores importantes que debemos cuidar porque la primera impresión cuenta mucho. Además la falta de limpieza puede generar malos olores que no nos convienen. En el caso de la cocina y el cuarto de baño tienen que estar impecables.
  • Orden. Quitar todo aquello que no sirva, ya que solemos almacenar cosas que no utilizamos. Así que este será un buen momento para tirar esos trastos que llevan tanto tiempo dando vueltas por la casa. También es interesante guardar todos los pequeños electrodomésticos que podamos tener en medio.
  • Reparar. Las cortinas rotas, puertas que chirrían, cajones que no cierran o abren bien, cristales, cisternas… Dedicar unos minutos a corregir los pequeños desperfectos, aportarán valor y rejuvenecerán tu vivienda. Con esto evitamos que el comprador se haga una idea errónea del estado de la vivienda.
  • Despersonalizar. Cada persona tiene sus gustos y estilos diferentes, y estos se reflejan en la decoración de la vivienda con infinidad de figuritas, adornos, colores de las paredes. Además acumulamos muchos retratos nuestros y de la familia. Hay que eliminar toda esta personalización y así evitaremos que al comprador le cueste imaginarse viviendo en la casa. En el caso de necesitar una mano de pintura, elegir colores neutros, claros y suaves, gustarán a un mayor número de personas. Una técnica de marketing que está muy de moda y que consigue esta despersonalización es el “home staging”, que es algo así como una puesta en escena de la casa. Contactar con un profesional para realizar esta tarea es recomendable, ya que mejoran el proceso de venta. Dedicaremos un post a ésta técnica importada de la América anglosajona.
  • Iluminación. Subir las persianas para que entre la luz genera mejor sensación que si tenemos las persianas bajadas y las luces encendidas. Esto hace que se muestren mejor las características del inmueble.
  • Precio. Debemos ser realistas y adaptar el precio al del mercado. El precio de las viviendas cercanas y las que se hayan vendido nos darán un valor aproximado del precio.
  • Reportaje fotográfico. Una vez realizadas todas las tareas anteriores, podemos proceder a realizar un buen reportaje fotográfico, con el que conseguiremos atraer a los compradores a visitar la vivienda. Imprescindible también incluir un vídeo pasando por todas las estancias para que el cliente se imagine paseando por la casa. En el caso de las fotografías hay una serie de trucos para conseguir mejores tomas, aunque esto daría tema para otro artículo en el blog.
  • Exclusividad. La mejor forma de trabajar con una agencia es el encargo en exclusiva. Ver una vivienda con más de un cartel “en venta” en la fachada genera desconfianza. Además el agente inmobiliario no tiene garantizados sus honorarios y no está motivado, por lo que dedicará más tiempo a buscar compradores para los inmuebles que tenga en exclusiva.
  • Buena campaña de marketing. La publicidad es el mejor método para atraer a compradores potenciales, y para esta labor le puede ayudar su agente inmobiliario de confianza. Este publicará tu inmueble en los principales portales inmobiliarios, además de crear una campaña de marketing exclusiva para tu vivienda.
  • Visitas. Aunque no es un inconveniente que el vendedor esté en el momento de la visita por parte del agente inmobiliario y el posible cliente, se aconseja que haya el menor número de personas en la casa y a ser posible que no haya nadie. Por lo que programar las visitas es una buena opción para que el comprador se sienta lo más cómodo posible y pueda tocar sin sentirse cohibido.
  • No mostrar desesperación. Hay que mostrarse tranquilo ante todo, evita mostrarte nervioso o desesperado por vender tu vivienda. Esto puede percibirlo el comprador y lo usará a su favor.
  • No te precipites. Antes de firmar el contrato de arras debes estar seguro de que el comprador conseguirá la hipoteca, ya que puedes paralizar la venta durante un tiempo y perderías otros posibles compradores.

Espero que esta serie de consejos ayuden a acelerar la venta de tu vivienda.

Te podemos ayudar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola!
¿Te gustaría estar informad@
de todas las noticias sobre hipotecas, viviendas, alquiler, consejos...?
Suscríbete a nuestro canal de información
Si, quiero estar informad@
No, gracias!
close-link