¿Qué es mejor comprar o alquilar una vivienda?

0

No hay respuestas ni verdades absolutas a estas pregunta, pero sí algunas pistas que te pueden guiar hacia la decisión más rentable de este momento (Septiembre 2017).

El alquiler es una buena opción a corto medio plazo, pues no requiere una gasto al entrar a vivir en un piso. Pero si es a largo plazo, la mayoría se decanta por la compra, porque una estancia prolongada, te permite amortizar los gastos iniciales de la compra.

Así que si se va a superar la media de 5 años viviendo de alquiler, es más rentable la compra, pero esto es sólo una media. Pero ante todo, para decantarte por una u otra opción, debes antes mirar tu bolsillo.

 

Tres claves a favor de la compra:

  1. La vivienda ha dejado de bajar en la proporción que lo venía haciendo en los últimos años y en zonas Premium y con poca oferta, empieza a repuntar.
  2.  Las hipotecas están muy baratas. Los tipos de interés están en mínimos históricos, lo que hace que exista una amplia oferta hipotecas.
  3.  Se está creando una “burbuja” en el mercado de alquiler en Antequera. Debido principalmente, a la poca oferta de viviendas en alquiler que existe actualmente, y la elevada demanda, producida por la activación del mercado laboral (personas que se trasladan por motivos de trabajo a Antequera, estudiantes, rupturas de parejas, etc.). Esto hace que los propietarios de vivienda en alquiler, empiecen a subir los precios de la renta ante las escasez, y que la vivienda que antes se alquilaban en 350/375 €/mes, ahora ya no la encuentras por menos de 425/450 € /mes.

Por lo tanto, esto hace que la diferencia entre la cuota a pagar por  una hipoteca media, y la renta mensual por alquiler, sea considerable

A continuación te pongo un ejemplo:

Un piso de 3 dormitorios con garaje se está alquilando en torno a los 470 €/mes. Comprar un piso de las mismas características con una hipoteca al 1,25% y  30 años de duración, puede suponer una cuota de 330 €/mes.

Por lo que en este ejemplo el ahorro anual sería de 1.680 €.

 

Tres claves a favor del alquiler:

  1. No tienes que pagar los gastos iniciales, ni la comunidad de vecinos, ni el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).
  2. No tienes la atadura de la hipoteca.
  3. Flexibilidad para cambiar de piso cuando lo desees.

 

Claves en contra de la compra:

  1. Pueden subir los tipo de interés de la hipoteca. Por eso, si te decides a comprar ahora, lo mejor es elegir la opción de un tipo fijo para tu hipoteca, así evitarás sustos en una hipotética subida, y estarás tranquilo de que ocurra lo que ocurra, tu siempre pagará la misma cuota.
  2. Los gastos de la compra pueden ser elevados, sobre todo si tienes más de treinta y cinco años o compras por encima de los 130.000 €. En este supuesto pagarás un 8% de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, a eso tendrás que añadir los gastos de notaría y registros, así como, los gastos derivados de la constitución de hipoteca.
  3. Una vez compres la vivienda, deberás hacer frente a unos gastos fijos mensuales, como la comunidad, contribución y seguro de hogar.

 

Claves en contra del alquiler:

  1. Al final del arriendo la vivienda no es tuya. En algunos casos con tu renta, están ayudando al propietario a que pague su hipoteca.
  2. La renta puede subir según el IPC (Índice de Precios al Consumo) o para la próxima renovación del contrato, el propietario puede solicitarte un incremento de la misma.
  3. Hay caseros que no se preocupan mucho por la vivienda y no corren con los gastos de mantenimiento de esta.

 

Si lo deseas, en Pisomap podemos ayudarte a estudiar lo mejor para ti.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola!
¿Te gustaría estar informad@
de todas las noticias sobre hipotecas, viviendas, alquiler, consejos...?
Suscríbete a nuestro canal de información
Si, quiero estar informad@
No, gracias!
close-link