Beneficios del Arbitraje Notarial en el Alquiler y Compraventa de viviendas

Ya dábamos alguna pincelada en nuestro post “El arbitraje Notarial, compraventa y alquiler de forma segura”.

Hoy quiero profundizar un poco más, y explicaros nuestra experiencia con Arbitraje Notarial. En Pisomap incorporamos a todos los contratos de compraventa y alquiler, un convenio de Arbitraje Notarial. Esto nos permite ofrecer a vendedores, compradores, arrendatarios y arrendadores, la máxima tranquilidad jurídica en la operación que están formalizando.

El Arbitraje Notarial, se utiliza cuando surge algún conflicto entre las partes. Ésta vía alternativa, es más rápida y menos costosa que la justicia ordinaria, y permite garantizar el cumplimiento del contrato.

Cuando alguna de las partes que suscriben el contrato, incumple lo acordado en este, ir a juicio para resolver el conflicto puede suponer años pleiteando sin poder vender o alquilar la vivienda hasta que se resuelva el conflicto.

Con Pisomap, gracias a un notario árbitro, se tendría resuelto el contrato en un mes, y, por lo tanto, disponer de la vivienda para continuar con la venta o alquiler.

Tanto en el alquiler como en la compraventa, si existiese algún problema, no podría volver a alquiler o vender la vivienda hasta no resolver el contrato, y sin esta herramienta, esto podría suponer años.

Arrendamiento:

Sabemos de los miedos del propietario de una vivienda cuando decide ponerla en el mercado del alquiler. Con el Arbitraje Notarial, afrontan el alquiler con tranquilidad y confianza, en el supuesto de impago, podrá cobrar las rentas y agilizar el desahucio.

Si eres inquilino, pide al propietario que se someta al Arbitraje Notarial. Esto te garantizará que tus derechos sobre la vivienda arrendada, serán reconocidos, sobre todo cuando es obligación del casero realizar las correspondientes obras de conservación de la vivienda.

Compraventa:

La compra de una vivienda, es una de las decisiones más importantes que se toman en la vida, por lo que, mucha gente tiene miedo a entregar cantidades importantes de dinero sin ninguna garantía. Con el Arbitraje Notarial en el caso de que surja algún problema con el vendedor, podrás recuperar tu dinero, y exigirle legalmente lo que te corresponda de forma rápida y económica.

Si eres vendedor y surge algún problema con el contrato de arras que se ha firmado con el comprador, será necesario resolver el contrato para tener de nuevo la vivienda disponible para su venta. Con el Arbitraje Notarial te permitirá resolver el contrato en días, permitiéndote quedarte con las cantidades tomadas y vender tu vivienda con libertad.

El hecho de que el árbitro que resuelva un conflicto sea generalmente un notario, dota de gran seguridad y fiabilidad a cualquier operación inmobiliaria.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola!
¿Te gustaría estar informad@
de todas las noticias sobre hipotecas, viviendas, alquiler, consejos...?
Suscríbete a nuestro canal de información
Si, quiero estar informad@
No, gracias!
close-link